Seleccionar página

Mensaje de año nuevo

 

Dejamos atrás 2015 y consciente de que el sector del transporte aéreo es un sector clave para la economía de nuestro país, estrechamente vinculado a otros dos sectores estratégicos como el turismo y la industria aeronáutica y del espacio, el nuevo año que hoy estrenamos nos abre la puerta a revisar hacia dónde vamos, repasar los logros, replantear objetivos y ver que podemos hacer para mejorar.

 

2016 llega cargado de oportunidades: trabajar de manera conjunta y coordinada entre autoridades, operadoras y profesionales en pos de la seguridad de las operaciones; mejorar las condiciones de trabajo de pilotos, auxiliares, técnicos de mantenimiento, handling, controladores…. así como la formación de nuestros profesionales, el rigor de los procesos de selección y el acceso a la profesión en condiciones de trabajo dignas.

La oportunidad de hacer un a gestión eficiente de nuestras infraestructuras aeroportuarias, de seguir batiendo récords de pasajeros en nuestros aeropuertos, de atraer a compañías aéreas y contribuir a la creación de nuevas rutas, así como de ser cuidadosos en la búsqueda de actividades de explotación alternativas para nuestras instalaciones en desuso.

De trabajar para garantizar efectivamente los derechos de los pasajeros y usuarios, de mejorar en la gestión de accidentes aéreos, en la atención a victimas y familiares y la gran oportunidad de mejorar y ser más rigurosos en las tareas de investigación de accidentes.

La oportunidad de dotar a sectores emergentes como el de las aeronaves no tripuladas de una legislación a la altura y que permita su desarrollo de forma segura y definitiva, como también seguir invirtiendo en I+D+i para mejorar nuestra industria aeronáutica y favorecer a su posicionamiento en el mercado globalizado.

 

Pero de entre todos los retos y oportunidades que se nos presentan, me quedo con uno: la necesidad de un compromiso por parte de todos de trabajar para reforzar la seguridad de nuestras operaciones.

 

Feliz 2016. Felices y seguros vuelos.

 

Meritxell Codina, 1 de enero de 2016.