Seleccionar página

Desde Eurania se detallan las opciones de los viajeros según cada caso y se recuerda que las aerolíneas no tienen la obligación de contratar seguros por cancelación.

 

Para entender qué opciones tienen los miles de afectados por quiebra de Thomas Cook para reclamar sus derechos es importante diferenciar entre la agencia de viajes y la aerolínea, ya que ambas se rigen por normativas distintas, tal como explica Meritxell Codina, directora de Eurania, consultora especializada en materia aérea.

Aquellas personas que contrataron un paquete vacacional con Thomas Cook tienen más esperanzas de recuperar el dinero gastado puesto que “la normativa europea obliga a las organizaciones de viajes combinados a constituir una garantía que cubra estos gastos en caso de insolvencia”, informa Codina. En este caso en concreto, el programa ATOL cubriría el reembolso.

Sin embargo, las aerolíneas están obligadas a contratar seguros por accidente, pero no por quiebra o cancelación, así que aquellos consumidores que hayan comprado simplemente los billetes de avión con Thomas Cook, sin el resto del paquete, no están incluidos en esta garantía. “La posibilidad de recuperar el dinero en estos casos depende de si el viajero contrató un seguro de viaje extra. Si no lo hizo, las opciones se reducen porque la reclamación va dirigida a una empresa en quiebra, pasas a engrosar la lista de acreedores”, relata la directora de Eurania.

Los viajeros británicos que se han quedado en tierra serán repatriados por el gobierno de Londres, que ya ha puesto en marcha el plan. El resto de viajeros de otros países deberán buscar una solución para el retorno a casa.

 

Para ampliación de información: +34.655 127 445